Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

Los europeos y la COLONIZACIÓN de ÁFRICA

LOS ORÍGENES DE LA COLONIZACIÓN DE ÁFRICA EN EL SIGLO XIX

Foto portada colonizacion europea de africa

¿Por qué África tiene esas fronteras que parecen trazadas con escuadra y cartabón? ¿En qué fases los europeos llevaron a cabo la colonización de África? ¿Quiénes fueron los actores principales? Hoy inauguramos una serie de entradas que tratarán sobre la colonización del continente africano. Entre ellas, veremos la situación del continente al principio del siglo XIX, la colonización hasta la conferencia de Berlín y el reparto posterior del territorio. Y así seguiremos hasta la primera guerra mundial. Poneos ropa cómoda que hoy nos metemos de lleno en la historia de África.

ÁFRICA A COMIENZOS DEL SIGLO XIX

Tal y como nos han contado la colonización africana del siglo XIX, parece como si todo surgió en ese siglo. Nada más lejos de la realidad. Pero por ir al grano, ¿en qué estado estaba la colonización a comienzos del siglo XIX?

He de señalar que la mayoría de los territorios con presencia europea correspondían a factorías comerciales y puertos para el avituallamiento de navíos. Los europeos rara vez se adentraban mucho en el territorio debido a su dureza. Se limitaban a llegar a acuerdos con los diferentes pueblos de la zona, cambiando mercancías por recursos y esclavos. La colonización respondía por lo tanto fundamentalmente a fines de intercambio comercial. Y dicho esto veamos los diferentes países.

ESPAÑA

España no ha sido ajena al norte de África a lo largo de su historia. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII fueron diversas las expediciones que buscaron hacerse con el control de plazas fuertes en sus costas. El objetivo principal era acabar con los nidos de piratería en el Mediterráneo, algo que costó horrores. Pero a la entrada del siglo XIX, los españoles poseían algunas plazas como Ceuta y Melilla y diversas islas y peñones costeros. Además, en la costa Atlántica, controlaba las islas canarias y algunas factorías pesqueras en lo que conocemos como el Sáhara Occidental.

Si viajamos a la África ecuatorial, debemos mencionar la que sería conocida como Guinea Española. Colonia de origen portugués, los lusos la cedieron a España tras los conocidos como tratados de San Ildefonso de 1777 y del Pardo de 1778. España se hacía así con el control de islas como Fernando Poo, Annobón, Corisco, Elobey y territorio continental como Rio Muni. Pero esto era sobre el papel pues no haría efectivo su control sobre estos territorios hasta casi mediados del siglo XIX.

Si queréis indagar más al respecto, os dejo con un breve audio sobre la historia de la colonización española de África.

PORTUGAL

Los lusos poseían diversos puestos comerciales a lo largo de la costa atlántica e índica africana. Las más destacadas son las Islas de Cabo Verde y Santo Tomé y Príncipe, la Guinea Portuguesa (futura Guinea Bissau), Angola y Mozambique.

FRANCIA

A primeros del siglo XIX, la presencia francesa en la zona era más bien escasa. Se limitaba pequeñas colonias en Senegal y la isla de Reunión junto a Madagascar.

REINO UNIDO

La zarpa británica tampoco se dejaba asomar mucho al principio de este siglo. Tenía posesiones en Gambia, Sierra Leona, algunos contactos comerciales en la actual Nigeria y el control de la colonia de El Cabo en Sudáfrica.

LOS PAÍSES BAJOS

Por último, cabe mencionar a los holandeses. Los mismos tenían intereses en la Costa de Oro (actual Ghana) y habían sido el germen de la colonización en Sudáfrica. No fueron los únicos, ya que los colonos holandeses se mezclaron sobre todo con franceses, dando como resultado el nacimiento de los pueblos Bóers. Pueblos que sería muy famosos en la historia por sus guerras con los británicos.

Mapa Africa 1800
Mapa de África en el año 1800. Queda patente que a nivel territorial los europeos no estaban muy implantados en el continente salvo los portugueses. Eso no debe menospreciar los contactos comerciales, muchas veces privados, que sí se daban en la zona. Mapa de Geacron.com

LOS CAMBIOS DEL SIGLO XIX

Con lo explicado anteriormente, tenemos principalmente dos grupos de territorios coloniales:

  • Por un lado, aquellos correspondientes a una primera expansión europea durante la Edad Moderna y que resultaba difícil de mantener debido a la compleja situación interna que vivían sus países. En este campo destacan sobre todo España y Portugal.
  • Por otro lado, y ya más entrado el siglo XIX, encontramos una nueva fase de expansión colonial ligada a la revolución industrial. Este empuje fue encabezado por Francia y Gran Bretaña.

No hay que obviar la enorme importancia de la revolución industrial en la colonización de África. Ante la expansión económica, se necesitaban nuevas materias primas para satisfacer las demandas de la industria europea. Y África podía cumplir ese papel si uno se decidía a invertir recursos en ella. Para ello, ya no valía únicamente con controlar las costas y comerciar con el interior. La necesidad de tecnología para la extracción de minerales y la necesidad de infraestructura para realizar viajes más rápidos fueron otros detonantes que motivaron la colonización física del territorio. No hay que obviar que las mejoras en medicina también permitieron a los europeos asentarse en el territorio.

La consecuencia es evidente. Las grandes naciones coloniales se embarcaron poco a poco en el control y sometimiento del continente africano. El proceso se aceleraría cuando nuevas naciones como Bélgica, Italia y Alemania quisieron sumarse a la fiesta. Las pugnas entre naciones desembocarían en la conferencia de Berlín que veremos en la siguiente entrada. Pasemos a ver los movimientos que tuvieron lugar en las regiones africanas hasta la citada conferencia.

Estrategia potencias Africa
Esquema resumido con la estrategia de las principales potencias colonizadoras de África.

LA COLONIZACIÓN DE ÁFRICA DEL NORTE

Por su cercanía con Europa, la primera región que sintió la presencia europea fue la costa mediterránea africana. A comienzos del siglo XIX, el territorio estaba en manos del sultanato de Marruecos y por zonas semi-autónomas ligadas al Imperio Otomano.

Las pugnas entre Francia e Inglaterra durante las guerras napoleónicas también se notaron en esta región, aunque desde un punto de vista de controlar el Mediterráneo. Pero es sin duda años más tarde cuando estas naciones se embarcan en una pelea por el control del territorio, fruto de su política expansiva. Un aspecto clave fue la crisis del Imperio Otomano, el cual cada vez ejercía menos control en la zona. A esto hay que sumar el endeudamiento y riesgo de bancarrota de estos territorios con intereses británicos y galos. Así que además del evidente interés económico, también lo ven como un punto de partida para penetrar hacia el interior de África. Aquí destacan 2 proyectos.

FRANCIA Y EL MAGREB

El proyecto francés se basaba en el control del Magreb como lanzadera al control del centro-oeste africano.

El primer gran objetivo fue Argelia. Bajo pretexto de acabar con la piratería argelina en el Mediterráneo, los galos invadieron el país en 1830. La conquista no fue sencilla y no conseguirían dominar el territorio hasta 1857. Aun así, hasta 1871 seguiría habiendo encontronazos con tribus de la zona. Los galos fomentaron a su vez colonización del territorio, llegando europeos que serían conocidos como los pies negros y entre los cuales hubo muchos españoles. A la par que esto, surgieron multitud de expediciones militares y científicas al sur y se llegó a proyectar un ferrocarril transahariano.

Una vez controlada Argelia, el siguiente país al que los galos echaron el guante fue Túnez. Utilizando un pretexto fronterizo, acabaron controlando oficialmente el territorio en 1883. Marruecos, el último gran estado del Magreb, sería controlado años más tarde.

LOS BRITÁNICOS Y EGIPTO

Durante más o menos la primera mitad del siglo XIX, Egipto era un estado semi-autónomo del Imperio Otomano. A partir de 1848, ingleses y británicos pugnaron por su control y los egipcios supieron sacar partido a este interés. ¿Cómo? Repartiendo la construcción de importantes infraestructuras entre ambas potencias.

Mientras que los británicos construirían la línea férrea Alejandría-El Cairo-Suez en 1850, los franceses harían lo propio con el Canal de Suez, inaugurándose en 1869. Pero ante diversas presiones, los británicos se hicieron finalmente con el control del canal. Como respuesta al ataque francés a Túnez, en una acción militar ocuparían todo el país creando un protectorado.

ESPAÑA

España también se sumó a la aventura colonial aunque en una posición de debilidad. Así, aumentaría su influencia en Marruecos junto a Ceuta y Melilla y zonas de lo que sería conocido como el Sáhara Español. He de señalar que se vio muy coartada por franceses y británicos, teniendo muy poca libertad de maniobra.

ÁFRICA SUBSAHARIANA

Tras haber hablado del norte de África, permitidme presentar la colonización a partir del África subsahariana. Y es que podemos de algún modo señalar que la misma fue consecuencias de las pugnas galas y británicas en el norte de África. Al no poder aumentar su influencia en el norte, decidieron extender su influencia más al sur.

La estrategia de partida, al menos de Francia y Gran Bretaña fue la misma; explorar el interior africano, buscando hacerse con el control de recursos naturales y de amplias zonas que pudiesen conectar entre ellas y controlar el continente. El punto de partida fueron sus puertos y factorías en la costa y las primeras rutas se basaron en grandes ríos como el Níger, el Nilo, el Congo y el Zambeze. Mientras avanzaban, iban alterando el orden de la zona, ya sea llegando a acuerdos o acabando con los pueblos más belicosos.

¿Quién estaba a cargo de las expediciones? Los perfiles variaban mucho, encontrando científicos, geógrafos, religiosos, comerciantes, militares, espías… Aquí me gustaría destacar René Caillié y su hazaña en Tombuctú y Ali Bey, un espía al servicio de España.

Pero estos primeros avances no deben llevarnos a engaño. Y es que hasta la conferencia de Berlín, las naciones no establecieron fronteras y no ejercieron la soberanía sobre muchos de estos territorios. Más bien se trataba de una exploración y expansión de su esfera de influencia. Es por esto que los mapas de la época no mostraban fronteras bien definidas. Y aún así, tras la conferencia, las fronteras eran en muchos casos nominales al no haber presencia colonizadora en cada extremo.

Veamos los movimientos colonizadores divididos en dos grandes zonas.

LA COLONIZACIÓN DE ÁFRICA OCCIDENTAL Y CENTRAL

En el occidente africano, encontramos varias pugnas. La principal fue entre Francia y Gran Bretaña, mientras que en el centro lo fue entre los galos y los belgas.

FRANCIA

La nación principal en esta zona fue sin duda Francia. A partir de 1854, partiendo de su base en Senegal, se organizaron diversas expediciones por Níger, Malí, Dahomey (actual Benín), Costa de Marfil y Guinea. Pero también se movieron más al sur, explorando zonas de Gabón y el Congo. Al final, buscaron conectar estas dos gigantescas zonas entre sí, algo que consiguieron años más tarde.

BRITÁNICOS

Los británicos también se movieron, aunque de un modo mucho más diseminado y costero. Así colonizaron zonas de Gambia, Sierra Leona, Costa de Oro (Ghana) y Nigeria.

BÉLGICA

Los belgas también se sumarían a la fiesta en la figura de su rey, Leopoldo II. El monarca buscaba crear un estado a título personal en el centro de África, algo que lograría en 1879 con el conocido como Estado libre del Congo. Esto le provocaría tiranteces y choques con portugueses y franceses.

ESPAÑA

La presencia española fue escasa y se limitó a establecerse en Guinea Ecuatorial en 1843. Hay que señalar que había prestado poca atención a la zona y que lo hizo ante el temor de perderla ante los británicos.

PORTUGAL

Los portugueses, centrarían sus esfuerzos en Angola. En el siguiente apartado se detalla algo más su estrategia.

ALEMANIA

Los germanos, nacidos durante la década de 1870, se sumaron algo tarde a la colonización. Pero les daría tiempo a controlar territorios en la zona, como Togo y Camerún.

LIBERIA

El último caso por comentar lo tenemos con Liberia. Fue creada bajo auspicio de EEUU con esclavos liberados venidos de América. Se establecieron en Monrovia (en honor al presidente yanqui James Monroe) en 1821 y declararían su independencia en 1847.

mapa africa 1800-1880
Mapa de África con los cambios ocurridos entre 1800 y 1880. Queda patente el incremento del interés en la zona y el mayor dominio de puertos desde los que acceder al interior. Mapa de Juan Pérez Ventura para El Orden Mundial

LA COLONIZACIÓN DE ÁFRICA ORIENTAL Y AUSTRAL

En esta zona destacaron las pugnas entre alemanes y británicos y entre éstos y las naciones Boers. He de mencionar que ya existían algunos estados como Etiopía, que sobrevivió a la colonización y otros que cayeron durante la misma como los zulúes, los Boers y Zanzíbar, bajo control de Omán.

REINO UNIDO

Tras hacerse con el control de Egipto, comenzó a bajar hacia el sur a través de Sudán, teniendo fuertes pugnas con el gobierno local. Su gran idea colonizadora buscaba establecer una conexión norte-sur a través de todo el continente africano, algo que conseguirían tras la primera guerra mundial. Así, avanzaron por Sudan, Ecuatoria, Kenia y Somalia justo antes de la conferencia de Berlín. Por el sur, avanzaron desde Sudáfrica luchando contra Boers y zulúes.

PORTUGAL

Los lusos, asentados desde hacía siglos en Mozambique y Angola, buscaron conectar ambos extremos a través de un corredor. Para ello llevaron a cabo varias expediciones en 1853 y 1877, llegando a chocar con los ingleses. Pero pronto llegarían a acuerdos ante un nuevo invitado en la zona, Alemania.

ALEMANIA

Ya hemos visto que los germanos llegaron tarde al reparto, pero eso no les impidió obtener su trozo del pastel. En el suroeste, ocuparon lo que sería conocido como África del Sudoeste (actual Namibia) y en el este Tanganika (actual Tanzania). Esta última colonia incomodó a los británicos, ya que impedía una conexión norte-sur de todo el continente. Esto sería otro factor que se sumaría a las pugnas que acabarían con el establecimiento de la conferencia.

ITALIA Y FRANCIA

Hay que mencionar que los italianos también se asomaron al este africano estableciéndose en Eritrea y zonas de Somalia. Francia también pillaría un pellizquito en territorios que actualmente forman el estado de Yibuti.

BOERS Y ZULÚES

Sin lugar a dudas, de todas las pugnas del continente africano, las más sonadas fueron las que tuvieron los británicos con Boers y zulúes.

Los Boérs, ante la presión británica, fueron internándose en el territorio sudafricano en lo que ha sido conocido como el Gran Trek. Los británicos, partiendo de la Colonia de El Cabo, se anexionaron Natal (1843), y zonas del interior de la actual Sudáfrica y Rodesia (actual Zimbabue). Para ello, tuvieron que hacer frente a zulúes, bantúes y dos estados Boers.

Hablamos de las repúblicas del Transvaal y el Estado Libre de Orange quienes no iban a bajar los brazos sin luchar. Antes de la conferencia de Berlín, se desencadenó una primera guerra con británicos, entre 1880 y 1881. Los Boers saldrían victoriosos, algo que demostró que no iba a ser fácil controlar la zona. Si queréis más información, os dejo con un artículo sobre el auge y caída de las naciones Boers.

Coloso Cecil Rhodes
Imagen muy conocida del imperialismo en África, mostrando a un soldado británico ocupando el continente de lado a lado. La persona corresponde a Cecil Rhodes, un británico que ejerció una enorme influencia en obtener territorios del sur de África para la corona británica.

LA NECESIDAD DE UNA CONFERENCIA

Los movimientos de expansión a lo largo del siglo XIX provocaron no pocas tensiones y rivalidades entre las potencias europeas. Y fueron varias las que vieron la necesidad de llegar a un acuerdo o la colonización las llevaría a la guerra. Así surgió la idea de celebrar una conferencia que regulara la compleja situación africana, algo que se materializó en Berlín a partir de 1884.

Los dos puntos claves de la misma fueron el reparto del continente y urgir a las naciones a que completasen la ocupación de su zona asignada, lo que no estuvo exento de problemas como veremos más adelante.

¡Nos vemos la semana que viene!

Si te ha gustado, lee otras entradas que también hablan de África:

BIBLIOGRAFÍA

  • Cuadernos de Historia 16 número 15: El reparto de África

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/