Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

Españoles olvidados XII: Juan Planelles Ripoll

JUAN PLANELLES, UN GRAN MÉDICO ESPAÑOL

Índice

    Juan Planelles Ripoll

    Hay enfermedades que han acompañado al ser humano desde hace siglos. En esta batalla, que tantas vidas se ha cobrado y se cobra, ha habido algunas victorias. Y una de ellas corresponde a Juan Planelles. Su descubrimiento, la vacuna contra la disentería, es un hito sanitario mundial. Pero si solo nos quedamos en eso, nos perderíamos una vida tan interesante como dura. Ponte cómodo que hoy narramos el derrotero de este gran médico español.

    JUAN PLANELLES EN ESPAÑA

    Juan nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1900. Su familia era originaria de Alicante y su padre, militar de profesión, era médico en la ciudad gaditana.

    Este vínculo con la medicina tendría gran influencia en su vida. Tras finalizar el bachillerato, marcha a Madrid a estudiar la carrera de medicina en la Universidad Central. Sus dotes naturales y esfuerzo le permitirían obtener el premio extraordinario de la licenciatura en 1922 y el doctorado un año más tarde.

    Tras acabar sus estudios, sus primeros trabajos le convierten en uno de los pioneros de la farmacología experimental española en los años 20. Esto le valdría ser admitido como miembro de la Real Academia de Medicina de Madrid.

    Pero la España de la época mostraba un atraso crónico en materia científica. Y Juan se dio cuenta de que era imprescindible salir al extranjero para empaparse de los avances en medicina. En 1926 obtiene una beca de la Junta de Ampliación de Estudios, lo que le llevaría a Alemania primero, y a los Países Bajos después. Los conocimientos adquiridos le serían muy valiosos al regresar a España.

    Como hechos destacables a su vuelta:

    • Fundó el Instituto de Investigaciones Químicas de Madrid.
    • Colaboró con Gregorio Marañón en su Instituto de Patología Médica.
    • Introdujo en España el primer test de embarazo.
    • Se especializó en farmacología y control de medicamentos.
    • Llevó a cabo estudios sobre la aterosclerosis, la acumulación de sustancias grasas en las arterias.

    POLÍTICA Y GUERRA CIVIL

    Dando un pequeño salto, Juan no se libraría de la influencia de los cambios sociales que estaban ocurriendo en España. Y la política, a través de la medicina, llamó a su puerta.

    Una noche recibió un aviso de urgencia para atender al hijo de Dolores Ibárruri, conocida como Pasionaria. De este episodio surgiría la amistad entre ambos. Gracias a ella tomó contacto con el Partido Comunista de España, acabando afiliándose al mismo.

    Planelles Pasionaria
    Juan Planelles junto a Pasionaria, cuya amistad duraría hasta el final de sus días.

    Entre 1935 y 1936 llevó a cabo nuevos estudios, algunos de ellos muy llamativos. El más curioso incluyó ensayos con perros, analizando su respuesta ante estímulos. Se convertía así en un pionero en la introducción de las teorías de Iván Pavlov en España. Las mismas consistían usar perros para estudiar la memoria, los reflejos condicionados y la respuesta ante estímulos.

    Y así llegamos a 1936, un año infame en la historia de España. Comenzaba la guerra civil y Juan no se libraría de ella. Al estallar el conflicto, sus conocimientos médicos fueron muy bien valorados en el bando republicano. Sumado a sus contactos en el Partido Comunista, desempeñaría diversas tareas durante el conflicto:

    • Jefe de Sanidad en Madrid.
    • Director de los Servicios Sanitarios del Ejército del Centro.
    • Inspector de Sanidad Militar.
    • Subsecretario de Sanidad Pública del Ministerio.

    Queda patente su influencia en las decisiones sanitarias llevadas a cabo en el bando republicano durante la guerra. Hagamos zum en algunas de sus actuaciones principales:

    • La transformación de un edificio religioso de beneficencia en hospital militar
    • La creación de un servicio de ambulancias para el traslado de heridos.
    • La normalización de las transfusiones sanguíneas.
    • Su preocupación por la vacunación llevó a evitar la aparición del tifus en la Madrid asediada.

    Y por si esto no fuese poco, su gestión de los medicamentos fue muy curiosa. Algunos de los básicos que pretendía utilizar estaban bajo patente de la farmacéutica alemana Bayer. Debido a la dificultad y el coste de obtención, ideó un plan para su producción a partir de una receta básica. ¿La consecuencia? Un ahorro considerable de dinero, el uso extendido en hospitales y lo más importante, salvar vidas.

    Juan Planelles Maudes
    Juan Planelles (centro) en el Hospital de Maudes (Madrid) durante la guerra civil.

    Al acabar la guerra civil, debido a la derrota republicana y siguiendo instrucciones del Partido Comunista, marchó al exilio en la URSS. La idea no le entusiasmó, pero en Rusia se convertiría en una leyenda.

    JUAN PLANELLES EN LA UNIÓN SOVIÉTICA

    Llegamos a la parte de su vida que lo consagró como médico. Sus resultados fueron increíbles, pese a la capa de olvido que les rodea.

    Al llegar a la Unión Soviética lo nombraron profesor de farmacología en Sarátov, cargo que desempeñaría hasta 1942. Pero el avance alemán, ligado al repliegue soviético, lo mandó a Ufá cerca de los Urales. Pese a su dominio de la lengua alemana, no he encontrado que realizase tareas militares durante la segunda guerra mundial. En cambio, sí llevo a cabo trabajos médicos con niños españoles enviados a la URSS tras el final de la guerra civil.

    Y en Ufá ocurrió el milagro. Entre sus trabajos médicos descubrió la vacuna de la disentería. ¿Qué es la disentería?

    Se trata de una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la inflamación y ulceración del intestino grueso. Suele provocar fiebre, dolor abdominal y diarrea con deposiciones de mucosidades y sangre. Si no se trata, puede ser mortal. El que muchos no la conozcan demuestra la suerte que tenemos de no tenerla presente en nuestro entorno. Pero la misma sigue cobrándose un alto precio en el mundo.

    Y esto no fue una excepción durante la segunda guerra mundial. Muchos soldados y civiles la contrajeron y acabaron falleciendo. Por lo tanto, este descubrimiento tuvo un peso fundamental y salvó numerosas vidas. Un hito en la historia de la medicina, por desgracia olvidado.

    Planelles Moscú
    Juan Planelles (tercero por la derecha) en un evento en Moscú en los años 40.

    Antes de que acabase el conflicto mundial, fue trasladado a Moscú. Allí colaboró en el Instituto Central de Investigaciones Científicas y en el Instituto Gamaleya. Juan llegaría a ser jefe del departamento de Patología Infecciosa y Terapia Experimental. También lo admitieron en la Academia de las Ciencias Médicas de la URSS, demostrando que su trabajo no pasaba desapercibido.

    En Gamaleya trabajó durante 29 años, desarrollando fármacos y tratamientos como:

    • Antibióticos.
    • Quimioterápicos contra el cáncer.
    • Tratamientos para enfermedades venéreas.
    • Fármacos contra las gastroenteritis infantiles.
    • Tratamientos contra bacterias resistentes a otros fármacos.

    Si sumamos toda la labor de su vida, estamos ante algo espectacular. Y no es para menos.

    • Publicó 180 trabajos científicos (150 en la URSS).
    • Investigó el funcionamiento del sistema inmunitario.
    • Analizó las causas y tratamientos de algunas infecciones.
    • Descubrió una vacuna contra la disentería. 
    • Desarrolló diversos tratamientos medicos y el mecanismo de actuación de los antibióticos

    Y si esto no es suficiente, formó a decenas de especialistas tanto en España como en la URSS. Esto seria capital en la difusión del conocimiento médico.

    Juan Planelles
    Juan Planelles.

    ¿Por qué tuvo tan escaso reconocimiento internacional? La razón principal es que la mayoría de sus obras fueron escritas en ruso. Y esto, en un mundo en plena guerra fría, limitó la difusión de su trabajo en Occidente. Una pena.

    UN FINAL POLÉMICO

    En agosto de 1972, Juan Planelles moría de forma repentina en Ochamchira (actual Abjasia, zona disputada con Georgia). ¿Qué ocurrió?

    Hablemos de conspiraciones. Se rumorea que sus peticiones para marcharse de la URSS incomodaron al servicio secreto soviético. Y siguiendo esta teoría, los rusos decidieron quitarlo de en medio. Ya digo, esto es un rumor, no está confirmado.

    Juan Planelles fue enterrado en Moscú, asistiendo su amiga Pasionaria al entierro. ¡Cuánto había llovido desde aquella noche en los años 30, cuando trató a su hijo de una urgencia médica!

    Esquela Juan Planelles
    Una esquela en recuerdo de Juan Planelles

    Se apagaba una vida brillante, creativa y trabajadora. Una pena que su legado se haya sumado a la larga lista de olvidados, en un país donde solemos mirar con desprecio a nuestra historia. Sea lo escrito mi humilde homenaje a Juan Planelles Ripoll, quien ayudó a hacer este de mundo un lugar un poco mejor.

    BIBLIOGRAFÍA

    Existe un libro con sus vivencias por si queréis profundizar en el personaje:

    • Martínez Hernández (2014), El médico rojo, Vida de Juan Planelles Ripoll. Editorial Ediciones 2010.

    OTROS ESPAÑOLES OLVIDADOS

    SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

    ¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

    Imagen con botón de sucríbete

    Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). En la Política de Privacidad del blog tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del presente formulario de contacto.

    Configuración de Cookies