Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

Espa√Īoles olvidados XVII: Federico Cantero Villamil

UN INGENIERO DE CAMINOS DE ALTOS VUELOS

√ćndice

    Portada entrada Federico Cantero

    Saludos una semana m√°s al blog en la que otro espa√Īol ca√≠do en el olvido es la estrella invitada. Y es que hoy tenemos el honor de recibir la visita de Federico Cantero Villamil, ingeniero de caminos prol√≠fico y que tambi√©n pasar√≠a a la historia por sus trabajos en el mundo de la aeron√°utica. Y es que se su aeronave, la Lib√©lula espa√Īola, se la puede considerar como uno de los primeros modelos de helic√≥ptero.

    FEDERICO, INGENIERO DE CAMINOS

    Nuestro protagonista lleg√≥ a este mundo en Madrid en el a√Īo 1874. Ya desde peque√Īo mostr√≥ inter√©s por la ingenier√≠a, algo que en parte se debe a su figura paterna. Y es que su padre era un ingeniero industrial mec√°nico ligado al mundo ferroviario, algo que calar√≠a en el ni√Īo.

    En 1896, cuando Federico Cantero contaba con 22 a√Īos de edad, finaliz√≥ los estudios de Ingenier√≠a de Caminos, Canales y Puertos. Fue el primero de su promoci√≥n, lo que muestra su altas capacidades. Un a√Īo m√°s tarde, se traslad√≥ por motivos profesionales a Zamora, ciudad en la que donde su padre trabajaba en una compa√Ī√≠a ferroviaria.¬† Y es a partir de aqu√≠ cuando Federico ir√≠a lig√°ndose al r√≠o Duero. ¬ŅPor qu√©? Digamos como resumen que a este r√≠o no se le estaba sacando partido a sus capacidades de generaci√≥n de energ√≠a hidroel√©ctrica. Y Federico ten√≠a algunas ideas muy interesantes al respecto.

    EL R√ćO DUERO

    Su actitud despierta e inquieta le llevar√≠a en 1899 a fundar una sociedad con el nombre de ‚ÄúEl porvenir de Zamora‚ÄĚ. La misma part√≠a de la base de buscar llevar a cabo diversos proyectos de ingenier√≠a en la provincia de Zamora. Y concretamente, era la forma en la que Federico esperaba llevar a cabo¬† sus ideas y proyectos en el r√≠o Duero. La verdad es que no fue f√°cil y encima hab√≠a mucho por hacer. Pero nuestro protagonista, tras mucho esfuerzo y dedicaci√≥n consigui√≥ su objetivo: El establecimiento de grandes aprovechamientos hidroel√©ctricos en el tramo zamorano del Duero.

    Y para ello, dise√Ī√≥ presas, saltos de agua e incluso alg√ļn que otro t√ļnel. Hay que reconocer que su plan de aprovechar todos los saltos del Duero era ambicioso. Pero nuestro protagonista sigui√≥ peleando por √©l, ofreciendo todo tipo de soluciones respaldadas por c√°lculos y detalles. Y¬† su esfuerzo sent√≥ las bases del aprovechamiento del Duero y algunos de sus afluentes, algo que dura hasta nuestros d√≠as. De todas sus obras, la m√°s significativa fue¬† el salto de la Presa de San Rom√°n, uno de los primeros de Espa√Īa.

    Proyecto de Salto hidrauilico Presa San Roman 1897
    Proyecto de Federico Cantero para la Presa de San Rom√°n presentado en 1897.

    FERROCARRIL

    Pero si esto no era suficiente, Federico tambi√©n hizo sus pinitos en el mundo del ferrocarril. Su primera tarea consisti√≥ en dirigir los trabajos de la l√≠nea Medina del Campo ‚Äď Zamora.

    Tras unos a√Īos en ella, pas√≥ a dedicar esfuerzos a resolver otro problema zamorano; su conexi√≥n ferroviaria con Galicia. Cualquiera que le eche un vistazo a la orograf√≠a zamorana sabr√° que esta no era tarea f√°cil. Pero en 1913 propuso una soluci√≥n basada en la conectar Zamora con Orense a trav√©s de la Puebla de Sanabria. La propuesta no era sencilla, pues implicaba la construcci√≥n de decenas de t√ļneles, algunos de considerable longitud. A pesar de ello, la soluci√≥n era muy interesante y finalmente, tras algunas modificaciones, fue aceptada. Esta l√≠nea se construir√≠a entre¬†1921 y 1957, por lo que como he dicho la idea inicial de Federico no pod√≠a haber sido muy descabellada.

    Obras hidr√°ulicas y ferrocarril. ¬ŅSuficiente no? Pues como dije en la entradilla, nuestro protagonista a√ļn no hab√≠a dicho su √ļltima palabra.

    EL PRIMER ¬ęHELIC√ďPTERO¬Ľ ESPA√ĎOL

    ¬ŅEl primer helic√≥ptero espa√Īol? Y en concepto casi uno de los primeros del mundo, aunque con algunos matices. Y no, no hablo del autogiro de Juan de la Cierva, sino de un helic√≥ptero tal y como lo conocemos hoy.

    Resulta curioso se√Īalar que fue m√°s dif√≠cil dise√Īar y construir un helic√≥ptero operativo que un avi√≥n. A lo largo de las primeras cuatro d√©cadas del siglo XX muchos lo intentaron y fracasaron, o al menos, ayudaron a llegar a una soluci√≥n.

    Federico Cantero Villamil
    Federico Cantero Villamil alrededor de los a√Īos 20. Fuente: Entre la desmemoria y el revisionismo (Ver bibliograf√≠a)

    Si buscamos en internet qui√©n invent√≥ el helic√≥ptero, posiblemente acabe en la figura de Igor Sikorski, un ucraniano afincado en EEUU. Pero como tantas otras veces en la vida, esto es una verdad a medias porque el helic√≥ptero tuvo ‚Äúmuchos padres‚ÄĚ. Y es que hubo muchos prototipos, algunos muy curiosos como por ejemplo el proyecto del argentino Ra√ļl Pateras en los a√Īos 20. O tambi√©n el prototipo alem√°n de Focke-Wulf Fw 61 del a√Īo 36 o los varios modelos Flettner, tambi√©n germanos. Comentar que algunos de estos modelos se inspirar√≠an en el ya mencionado autogiro de Juan de la Cierva.

    Entonces, ¬ŅPor qu√© se est√° generalmente de acuerdo en que Sikorski invent√≥ el helic√≥ptero? La raz√≥n principal radica en que Sikorski fue quien logr√≥ el primer modelo producido en masa y el primero en ser utilizado por un ej√©rcito. Y hablo del modelo R-4 el cual data del a√Īo 1942, resultado de diversos prototipos anteriores.

    LA LIB√ČLULA ESPA√ĎOLA

    Volvamos a Federico, cuya pasión por la aeronáutica venía de lejos. El mejor ejemplo de ello son las más de 20 patentes sobre aspectos aeronáuticos que dejó a lo largo de su vida. Patentes que incluían cálculos y pruebas experimentales y de las que dejó buena cuenta en algunas publicaciones al respecto.

    Para demostrar su ambici√≥n aeron√°utica, en 1910 le escribir√≠a al dise√Īador y constructor de aviones franc√©s, Louis Bleriot, pidiendo presupuesto para construir un avi√≥n. Y no cualquier avi√≥n. Se trataba de un aeroplano modelo Wright, una evoluci√≥n del famoso utilizado por los famos√≠simos hermanos yanquis. Al mismo, Federico le propon√≠a una serie de mejoras que detallaba por escrito, aunque poco se sabe del resultado.

    Pero la cosa no acaba aqu√≠ pues tambi√©n mont√≥ un taller con maquinaria de precisi√≥n para construir diversos ingenios y prototipos que luego patentar√≠a. Si esto no es suficiente, en los a√Īos 30 fundar√≠a una empresa dedicada al vuelo sin motor, la Sociedad de Vuelos Planeados y a Vela de La Granja.

    Pero la joya de su corona en aspectos aeron√°uticos no fueron los c√°lculos. La joya fue el prototipo de lo que se conocer√≠a como la Lib√©lula Espa√Īola primero y la Lib√©lula Viblandi despu√©s. La m√°quina era el resultado de una serie de ensayos y patentes las cuales se adelantaban en el tiempo a Sikorski. Por ejemplo, h√©lices de paso variable, estabilidad aerodin√°mica, turbinas a modo de propulsores e incluso formas de pilotaje.

    Patente Libelula Espa√Īola
    Patente 149788 sobre la Lib√©lula espa√Īola. Fuente: Oficina Espa√Īola de Patentes y Marcas.

    LA LIB√ČLULA VIBLANDI

    Federico comenz√≥ a armar su m√°quina en 1935, pero, esa fecha en Espa√Īa nos acerca peligrosamente a algo. Y es que la guerra civil dio al lastre con todo. Alg√ļn d√≠a los espa√Īoles nos daremos cuenta del da√Īo que hizo este conflicto y que en algunos aspectos sigue haciendo. A Federico le pilla el estallido del conflicto en Zamora mientras que el prototipo se encontraba en Madrid. Cada uno de ellos en territorio de un bando distinto. Os pod√©is imaginar que esto no era muy halag√ľe√Īo. Y es que la guerra y sus consecuencias impedir√≠an el √©xito del proyecto.

    A√ļn as√≠, nuestro incansable protagonista le sigui√≥ dedicando tiempo a su idea, sorteando todo tipo de escaseces de posguerra. En 1940 present√≥ la patente de la Lib√©lula espa√Īola y algo m√°s tarde un prototipo bastante mejorado conocido como Lib√©lula Viblandi. Este nombre es la mezcla de Villamil, Blanco y D√≠az, apellidos de los que participaron en tal empresa. Un m√°s que meritorio resultado para la dificultad de magna obra.

    Libélula Viblandi
    Fotograf√≠a del prototipo de Lib√©lula Viblandi tomada en 1941 por el propio Federico. Fuente: Oficina Espa√Īola de Patentes y Marcas.

    ¬ŅQu√© pas√≥ con esta lib√©lula? Por desgracia, jam√°s fue m√°s all√° de un prototipo y no est√° claro si pudo alzar el vuelo, pues se ha perdido parte de esta informaci√≥n. Se ha se√Īalado que parte de la culpa de que esto no ocurriera se debe a la falta de potencia del motor, algo que no pudo suplir nuestro protagonista con los medios de la √©poca. Pero a pesar de ello, Federico nunca renunci√≥ a mejorar a su lib√©lula hasta su muerte.

    EL OCASO DE UNA VIDA

    Llegamos as√≠ a la √ļltima secci√≥n, donde me gustar√≠a dar una pinceladas sobre otros hechos de su vida y hacer balance de su figura.

    A nivel personal, Federico se casó dos veces, la segunda tras haber enviudado, llegando a tener 8 hijos. Fue prolífico hasta para eso.

    Federico Cantero dej√≥ este mundo a finales de 1946. Se apagaba as√≠ una vida llena de trabajo, de proyectos y sue√Īos parcialmente cumplidos. Por desgracia, los condicionantes del momento le impidieron que su Lib√©lula tenga el honor de ser el primer helic√≥ptero de la historia. Esto nos debe hacer reflexionar sobre el da√Īo que la inestabilidad de un pa√≠s puede provocar a amplios sectores del mismo. A nivel personal, resulta muy notable su capacidad de trabajo y como combin√≥ su profesi√≥n como ingeniero de caminos con su otra gran pasi√≥n, la aeron√°utica.

    Y en definitiva, otro ejemplo m√°s de figura brillante que se esforz√≥ lo indecible por perseguir su sue√Īo. Muy a su pesar no pudo conseguirlo y su obra, muy importante teniendo en cuenta los medios disponibles, sufre el crimen del olvido. Sirva esta entrada como homenaje para rescatar su figura y hacernos ver que aqu√≠ tambi√©n hubo personas notables a lo largo de nuestra historia.

    ¬°Hasta la semana que viene!

    ¬ŅTe ha gustado? ¬°No te olvides de compartir la entrada! ¬ŅQuieres leer sobre otros espa√Īoles olvidados?

    BIBLIOGRAF√ćA

    SI HAS LLEGADO HASTA AQU√ć, ¬°SUSCR√ćBETE!

    ¬ŅTe ha gustado el contenido? ¬ŅTe gustar√≠a estar al tanto de todas las novedades del blog? ¬°No lo dudes y suscr√≠bete!

    Imagen con botón de sucríbete

    Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). En la Política de Privacidad del blog tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del presente formulario de contacto.

    Configuración de Cookies