Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

El origen de ETA

ALBORES DEL TERRORISMO

ETA Terrorismo

Estoy convencido de que la entrada de esta semana va a ser polémica. Y lo será porque toca un tema complejo de la reciente historia española: El origen y nacimiento de ETA. Curioso e irónico que siga habiendo personas atacándose por muertes que tuvieron lugar hace 80 años y al mismo tiempo hayan olvidado que hace menos de 20, se daban tiros en la nuca y se ponían coches bomba en nuestro país. Memoria selectiva que diría uno, o pacto de silencio que dirían otros.

Pero por mucho que se hable o hablase de ETA, siempre hay mucha nebulosa sobre sus orígenes. ¿Cómo se creó la banda? ¿Quién estuvo detrás? ¿Quién le dio apoyo logístico y militar para poder nacer?  Hoy me propongo narrar una historia de su origen, información que ha sido obtenida de la fuente que encontraréis al final de la entrada. Lamentablemente, no existe un consenso definitivo entre los historiadores, bailando algunas fechas. Pero a las fuentes me remito.

Por cierto, ETA es un acrónimo que hace referencia a una banda terrorista que perseguía la independencia del País Vasco, o Euskadi. Sus acciones ocasionaron alrededor de un millar de muertos por el camino, entre ejecuciones y uso de explosivos.

DE AQUELLOS POLVOS, ESTOS LODOS.

A modo introductorio, me gustaría rebobinar hasta la guerra civil española. Un análisis simple y poco profundo nos diría que los nacionalistas vascos, englobados fundamentalmente en el Partido Nacionalista Vasco (PNV a partir de ahora) y algunas escisiones como Aberri y Jagi-Jagi, encajaban mejor con el movimiento sublevado de 1936. Su carácter religioso y defensa de leyes y fueros (cosas hasta cierto punto en común con los carlistas), teórocamente los distanciaba del bando republicano. Pero, como he dicho, este análisis es simple.

Los nacionalistas buscaban una mayor autonomía para Euskadi, y ésta le fue concedida por el bando republicano, de ahí que permaneciesen junto a él.  Y lo hicieron hasta que la situación en el País Vasco se hizo insostenible para sus intereses, negociando su entrega al bando sublevado en 1937.

Gudaris
Gudaris, las tropas del nacionalismo vasco, posando durante la guerra civil española

Pero el régimen franquista iba a ser intransigente respecto a los movimientos nacionalistas periféricos. Pronto este sector comenzaría a ser perseguido por la dictadura, hasta el punto de afectar al clero nacionalista, acabando parte de él entre rejas.

Y huyendo de Franco, un sector importante optó por emigrar y esperar el momento ideal para volver. Y a partir de aquí me gustaría hacer más zoom.

NACIONALISTAS TRAS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Muchos sectores contrarios al franquismo esperaron que éste fuese derribado por los aliados durante la segunda guerra mundial. Llegó incluso a prepararse una invasión guerrillera en el valle de Arán, en Cataluña, en 1944. Pero los estadounidenses, los nuevos amos del juego, lo impidieron. Y es que ya conocemos cómo se las gastan. Nunca juegan con una sola carta, llevando preparada una baraja de opciones por si la cosa se les tuerce. Y al final, tras mucho tantear, parece ser que Franco era una garantía para sus intereses.

Pero por si el caudillo español les salía rana, los yanquis comenzaron a entrenar a diversos exiliados en técnicas de espionaje y guerrilla. Y uno de estos grupos, se dice que con el visto bueno del lehendakari exiliado en Nueva York, José Antonio Aguirre, estuvo formado por jóvenes del PNV. Los mismos fueron entrenados en París bajo la OSS (Office of Strategic Service), precedente de la CIA. ¡Cómo no, ya estaba tardando en aparecer!

Aguirre PNV
José Antonio Aguirre, Lehendakari vasco en el exilio

Estos nacionalistas veían en este entrenamiento una oportunidad de prepararse. Prepararse ya fuese para atacar o aprovechar la caída del régimen franquista y hacerse con el control de Euskadi.

Pero como he dicho, Franco recibe el respaldo de los estadounidenses. Este grupo queda entonces en un segundo plano, pasando los años sin que ocurra ninguna acción reseñable. Se apunta a que algunos acabaron incluso dentro de la Red Gladio.

Pero también los servicios secretos británicos utilizarán a vascos para tareas de espionaje. Es más, según he podido leer, en un principio la influencia británica era mucho más importante que la yanqui, cosa que cambió con la segunda guerra mundial. Pero esa es otra historia.

Así que a través del PNV y su servicio de información, encontramos un submundo de espionaje entrenado para derribar al franquismo. Pero pese a algunas tentativas, el objetivo de derrocar a Franco nunca llega. Y esta inactividad será importante más tarde.

LA LARGA ESPERA

Todo lo anteriormente dicho le pasa factura al propio PNV. Parece ser que las guerras internas, intrigas y peleas personales eran numerosas. Esta desconfianza provocó que su aparato político comenzara a oxidarse en lugares como Francia. Y a la par que esto ocurría, la nueva juventud veía que no se le estaba ofreciendo ninguna alternativa de lucha real.

Y esta juventud, harta de esperar, comienza a moverse. Pese a que se han dado muchas fechas, parece que tenemos que viajar a principios de la década de los 50 para ver las primeras reuniones estudiantiles germen de lo que sería ETA. Por cierto, reuniones llevadas a cabo en edificios religiosos, bajo la aquiescencia de una parte del clero vasco. Y es clave señalar que religiosos nacionalistas tuvieron un papel muy destacado en dar apoyo a ETA en sus inicios. Incluso algunos autores señalan que ETA nació en un seminario, pero la realidad parece más compleja.

Euskadi
Imagen con las regiones históricas reclamadas por el nacionalismo vasco como pertenecientes a Euskadi. Las tres situadas arriba a la derecha pertenecen a Francia, el resto a España.

Los jóvenes asistentes a estas reuniones tienen en común su carácter nacionalista y su deseo de una Euskadi independiente (siguiendo el planteamiento de Sabino Arana). Y no menos importante, su descontento con la política de resistencia llevada a cabo por diversos grupos nacionalistas, generalmente en el exilio.

Así que buscando evitar convertirse en una juventud perdida e inoperante, dan los primeros pasos y crean la organización Ekin (acción en euskera). La misma busca en sus inicios recuperar la fuerza y actitud combativa del nacionalismo vasco, preparándose para en un futuro pasar a la acción. Aquí aparecen nombres como José María Benito del Valle, Julen Madariaga, Iñaki Gainzarain, Alfonso Irigoyen, José Manuel Aguirre, Gurutz Ansola y posteriormente Rafael Albisu, José Luis Álvarez Enparantza e Iñaki Larramendi.

El PNV en un principio no cambia de táctica. Por un lado siguió llevando a cabo diversos actos públicos para recabar apoyos en el extranjero. Y por otro, al conocer la existencia de Ekin y ver su crecimiento, intentó atraérsela a su seno.

EKIN VS PNV

Perdonad que vuelva a incidir en lo mismo, pero Ekin crece porque muchos jóvenes ven al PNV como un partido anquilosado que no está haciendo nada para derribar a Franco. Mucho ruido y pocas nueces que se diría. Pese a todos los eventos y todas las propuestas, a la hora de la verdad, nada serio ocurría. Como mucho pequeñas campañas de pintadas, cuelgue de Ikurriñas (la bandera de Euskadi creada por Sabino Arana) y reparto de folletos. La juventud, mucho más volátil y agresiva, ve que esta actitud no va a llevar a nada. Y como alternativa a todo eso, Ekin se encarga de vender su afán guerrero, lo que la hace muy popular.

Pero este crecimiento comienza a inquietar a las autoridades nacionalistas. Como he dicho, deciden intentar que Ekin se fusione con sus juventudes, denominadas EGI (Eusko Gastedi Indarra), las cuales parece ser estaban en manos de personas a su vez ligadas a la CIA, como Primitivo Abad.

Para el PNV el  objetivo estaba claro. Buscaba evitar que esta nueva organización escapase a su control y se transformase en un rival nacionalista. Pero la unión con EGI, provocó el efecto contrario. La actitud combativa de Ekin contrasta pronto con el carácter más conservador del PNV. Las consecuencias se ven pronto: Muchos jóvenes del partido se pasen a la esfera de influencia de Ekin.

Y aquí comienza otra guerra interna. Y parece que la pugna acabó con amenazas, expulsiones de activistas e incluso violencia física en algunos casos. Poco importaba que el lehendakari en el exilio, José Antonio Aguirre, intentara poner paz. El conflicto se extendió y el consejo nacional del PNV, conocido como Eusko Buru Batzar y bajo el control de Juan de Ajuriaguerra, fue inflexible. Argumentando que se trataba de un acto de indisciplina intolerable, se reafirmó en la expulsión de algunos miembros como José María Benito del Valle, uno de los que fundarían ETA.

Juan de Ajuriaguerra
Juan de Ajuriaguerra, líder del EBB, actuó con dureza contra el crecimiento de poder e influencia de Ekin.

Pero este proceder encendió más a la juventud más radical e incluso provocó problemas entre el PNV y sus juventudes de EGI. Fijaros lo que se atribuye a Julen Madariaga, otro de los fundadores de ETA: «La liberación política y social de Euskadi pasa inexorablemente por la destrucción del PNV». Ajuriaguerra por otro lado, no estaba dispuesto a tolerar semejantes ataques y señaló que habría que aplastar y absorber a estos jóvenes. Queda patente la gravedad del asunto.

EL NACIMIENTO DE ETA

Llegamos así al punto clave. Hagamos no obstante un pequeño resumen. Los jóvenes que habían creado Ekin a primeros de los años 50 deciden pasar a la acción en 1956, surgiendo toda la mencionada problemática con el PNV en el año 57. Así, en 1958, la situación estaba rota.

Pero la pugna había sido muy rentable para Ekin. Sus consignas y soflamas, unidas al descontento hacia el PNV sobre su forma de llevar la lucha contra la dictadura española, provoca un trasvase de activistas e incluso de una parte del clero hacia posiciones más radicales. Para muchos, según sus puntos de vista, Ekin se movía y hacía cosas, el nacionalismo histórico no.

Y con esta afluencia de jóvenes y con financiación no muy clara (algunos apuntan a diversos servicios secretos), en julio 1959 iba a ocurrir algo importante (1958 según otras fuentes).

En el municipio guipuzcoano de Deba, Ekin va a celebrar una de sus reuniones clandestinas. Y las consecuencias del mismo van a ser trascendentales en la historia de España. Los asistentes, José María Benito del Valle, Julen Madariaga, Iñaki Larramendi y José Luis Álvarez Enparantza toman la decisión de romper definitivamente con el PNV y producen un documento que ha pasado a conocerse como el acta fundacional de ETA. Os reproduzco el acta resumen a continuación:

“Para evitar las fricciones que se han dado entre organizaciones patrióticas se ha estimado conveniente continuar las actividades de nuestra organización bajo la denominación de ETA (Euskadi ta Askatasuna).

Nuestro objetivo es la salvación de las esencias vascas por cauces patrióticos y la defensa del derecho de autodeterminación de nuestra nación. [Por eso], para evitar divisiones en los medios patrióticos, nuestra organización se declara apolítica y aconfesional.

Por considerar que el Gobierno vasco, hoy en el exilio, es el depositario de la fe y la voluntad de nuestro pueblo, libre y legalmente manifestado, ETA se integra en la trayectoria y principios que de él dimanan. Euskadi ta Askatasuna, julio de 1959.”

Nacía así la bestia, la que con el objetivo de luchar por la independencia de Euskadi y defender los intereses de los vascos, acabó asesinando a centenares de personas, sembrando el terror en la misma Euskadi y dividiendo a la población en bloques enfrentados.

Origen de ETA
Pese a que las fotos son muy posteriores a los hechos de finales de los 50, estos son los cuatro componentes que se dicen que crearon ETA. De izq a dcha: José María Benito del Valle, Julen Madariaga, José Luis Álvarez Enparantza e Iñaki Larramendi. En el momento de la fundación, sus edades rondaban entre los 26 y los 31 años.

Pero demos algunas pinceladas más:

Si os fijáis, en el último párrafo hace referencia a que es una continuación del gobierno vasco. Supongo que el objetivo era heredar la legitimidad del mismo, pues como he explicado antes, las relaciones eran pésimas entre ETA y las autoridades nacionalistas.

Respecto al nombre, Euskadi ta Askatasuna, vendría a significar Euskadi y libertad. Según he podido leer, este no fue el primero considerado. Inicialmente pensó en Aberri ta Askatasuna (patria y libertad), pero su acrónimo, ATA, significa pato en el euskera vizcaíno. El poco simbolismo de lucha de un pato parece que motivó el cambio de nombre.

Respecto a ser apolítica, ETA sufrió una transformación años más tarde, lo que daría lugar a un hecho curioso. Parece ser que en la misma se infiltraron elementos marxistas-leninistas e internacionalistas. Esto provocó que Julen Madariaga y José Luis Álvarez Enparantza abandonasen la organización aludiendo que la banda se encontraba en manos de los comunistas. Algunos años después, ETA, en uno de sus boletines, liga la lucha del pueblo vasco a la lucha por la liberación de todos los pueblos oprimidos, lo que denota un marcado carácter internacionalista.

Como os podéis imaginar y teniendo en cuenta la influencia de los servicios secretos estadounidenses en este entramado de asociaciones y con la URSS todavía viva, esto no iba a ser tolerado. El tío Sam no iba a permitir la desestabilización de España y su deriva comunista, un país tan estratégico para sus intereses. Así que ETA llevó a cabo una purga interna, provocando la primera gran escisión de la banda terrorista. La ETA histórica, limitó su campo de actuación a Euskadi, saliendo derrotados los elementos internacionalistas.

Por último, se dijo durante mucho tiempo que ETA nació en un seminario, siendo un sector del clero responsable de sus primeros pasos. Por lo que he podido leer, esta información no es exacta. Es cierto que un sector del clero nacionalista cobijó y dio apoyo logístico a ETA en sus inicios, pero son cada vez más los autores que niegan que ETA surgiese dentro de la iglesia.

ETA PNV
Un esquema con algunas relaciones entre el mundo del nacionalismo vasco

CONCLUSIÓN

Sin duda una entrada densa, pero con una información muy desconocida para el público en general. Lamentablemente, existen algunas divergencias en cuanto a fechas, pero creo que la idea general no cambia.

En función del éxito de la entrada, es posible que profundice un poco más en la historia de ETA durante el franquismo. En el siguiente enlace podéis leer más entradas sobre la banda terrorista ETA.

¡Nos vemos la semana que viene!

BIBLIOGRAFÍA

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/