Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

Guanches y castellanos: la historia de las islas Canarias

LA HISTORIA DE UN TESORO LLAMADO CANARIAS

imagen para la entrada historia de las islas canarias

Esta semana viajamos al continente africano para narrar un pedazo de la historia de las Islas Canarias. Hoy nos visitarán guanches, castellanos, españoles y otros aventureros. Una historia tan poco conocida como interesante.

Es una pena que todavía haya gente que sólo ven a las Canarias como un destino turístico con un clima increíble.  Y es que el archipiélago formado por 8 islas es mucho mas que eso. En el pasado, por ejemplo, tuvieron una importancia capital en la época de las expediciones al continente americano. Realizaban allí los navíos la escala necesaria antes de dar el salto al océano atlántico. Y cosas así son las que me propongo contar. Vamos allá.

UNAS ISLAS MUY AFORTUNADAS

El primer punto de la historia de las islas Canarias que me gustaría tratar es sobre la denominación de las islas, que por cierto son en realidad un archipiélago.  En la actualidad las conocemos como Islas Canarias, pero durante siglos fueron conocidas como las Islas Afortunadas. Y así se conocieron al pensarse que correspondían al lugar que la mitología griega aseguraba como descanso eterno de las almas. Digamos que eran consideradas como una especie de paraíso. Este aspecto distante y casi mítico las llevó incluso a ser relacionadas con la Atlántida en alguna ocasión.

EL ORIGEN DEL NOMBRE DE LAS ISLAS CANARIAS

Pero si indagamos mas allá, nos meteremos de lleno en una nebulosa. El origen del apelativo Canarias no está 100% claro, aunque no tiene nada que ver con un pájaro amarillo. Hay una teoría, rechazada en los últimos años, que señala su origen con un perro. La misma, se basa en relacionar Canarias con la palabra can, un sinónimo de la palabra perro y presente en el escudo de las islas. Esto se basa en un supuesto viaje que un rey del Magreb hizo a las islas, trayéndose a su vuelta dos grandes canes como obsequio. El historiador romano Plinio el Viejo reseñó este viaje del rey y también mencionó la presencia de grandes canes en la isla. Pero, estudios posteriores han revelado que las razas de perro autóctonas eran de pequeño tamaño.

canarias-escudo
Escudo de las Canarias con los dos perros

La teoría que va cobrando fuerza con los años es la que relaciona el origen con el pueblo bereber conocido como Canarii. Pueblo que sitúan en el norte de África y que pudo dar el salto a las islas, colonizándolas.

En definitiva, ¿qué teoría es la correcta? Es difícil saberlo pues las referencias son escasas. Pero entre perros y bereberes anda la discusión.

LOS PRIMEROS POBLADORES, LOS GUANCHES

Algunos yacimientos arqueológicos han permitido datar que los primeros asentamientos en las islas corresponden entre el siglo X y el III a.C. Se sabe que los primeros pobladores dieron el salto a las islas a partir del África continental. Los mismos, englobaban dentro de la amalgama de pueblos bereberes del norte africano.

Pero el salto no se reflejó a nivel político. Aunque la cercanía entre las islas es evidente, parece ser que nunca hubo un gobierno conjunto del archipiélago. Las islas quedaron divididas entre clanes, los cuales guerreaban entre ellos por el control territorial y de los recursos. Los historiadores, para aglutinar el estudio de estos pueblos, los han denominado “guanches”. Así, el término “pueblo Guanche” engloba en la actualidad a los aborígenes de las Islas Canarias, aunque en su origen sólo se refiriese a los de la Isla de Tenerife. He de señalar que en la actualidad la esta cultura sigue gozando de cierta fama y aún se pueden escuchar nombres guanches. Para mostrar esto os dejo con algunos ejemplos de nombres aborígenes canarios. Por ejemplo, para niño tenemos Yeray, Airam y Ayoze y para niña Idaira, Naira y Yaiza.

mapa con rutas de colonización de las islas canarias
Procedencia de los primeros pobladores de las Islas Canarias

Volviendo a los guanches,  eran una sociedad fundamentalmente patriarcal, basados en el culto animista y a los astros. A nivel administrativo se dividían en una especie de cantones (Tagoros), gobernados por la figura de un rey llamado Mencey (Tenerife) o Guanarteme (Gran Canaria).

nombres guanches de las islas canarias
Islas Canarias con los nombres aborígenes que se le atribuyen

¿Hubo contacto entre guanches y europeos antes de la edad media? Es posible, aunque no hay registros de que fuese lo suficientemente constante como para hablar de un comercio establecido. Pero tampoco lo hubo a gran escala con África. Y se cree esto al observarse que el Islam, en su expansión por el continente africano, no afectó a las islas. Esto ha ayudado a los historiadores a señalar que las islas vivieron con una especie de aislamiento con el exterior.

Reconstrucción tipo de un poblado aborigen canario
Reconstrucción tipo de un poblado aborigen canario

Pero este aislamiento iba a cambiar con los grandes viajes marítimos en busca de nuevas rutas comerciales.

EUROPEOS Y LA CONQUISTA

Pasemos a un punto clave de la historia de las Islas Canarias. Los viajes de navegantes europeos bordeando África trajeron al primer plano al archipiélago. En esto influyó su importantísima situación estratégica, la cual permitía poder establecer bases de aprovisionamiento a lo largo del camino.

A principio del siglo XIV, los registros ya sitúan a un genovés, de nombre Lancelloto Malocello, en la isla de Lanzarote. Al mismo le seguiría a lo largo de todo el siglo XIV, aragoneses, portugueses y castellanos. Los mismos llevarían a cabo diversos viajes e implantaron algunos primitivos puestos religiosos. Pero generalmente fracasaron debido al rechazo de los habitantes de la isla. Pero esto no hizo decrecer el interés en ellas.

Y así llegamos al siglo principal de la conquista, el XV. Portugal y Castilla serían los dos principales reinos que presentaron su candidatura a hacerse con el control de las islas. Aunque como sabréis, fue la segunda la que acabó llevándose el gato al agua. Los portugueses, ya sea por evitar una guerra peninsular o por el abanico de posibilidades que tenían, decidieron centrarse en la colonización de otras islas como las Azores, Madeira y Cabo Verde.

Primer Asalto

En 1402, la corona castellana aprobó una expedición a las islas al mando de dos normandos: Jean de Bethencourt y Gadifer de Lasalle. En este primer intento se pudo de nuevo comprobar la resistencia guanche a los invasores. Pero la mayor potencia de fuego de la expedición castellana fue esencial en la caída de El Hierro, Fuerteventura y Lanzarote. La Gomera también fue atacada pero no caería hasta varias décadas después.

jean de bethencourt
Jean de Bethencourt

La población guanche se rebeló y hubo multitud de encontronazos. Entre la guerra y las epidemias (como ocurriese en América), los guanches sufrirían multitud de bajas. Pero de ningún modo iban a entregar sus tierras sin luchar.

Gadifer y Jean, tras la expedición, vendieron sus derechos en las islas a la poderosa familia castellana Peraza. Esta familia financiaron varias expediciones de conquista a la Gomera entre 1445 y 1447. Como resultado, obtuvieron el control efectivo de la misma, aunque no total. Y éste no llegaría hasta sofocar la conocida como rebelión de los Gomeros en 1488.

Consolidación y reconocimiento castellano

Además de expediciones de conquista, los Peraza y la corona castellana dedicaron esfuerzos para el reconocimiento internacional de la soberanía del archipiélago. Buscaban así alejarlo definitivamente de la influencia portuguesa. Recordemos que la reconquista no había terminado en la península, lo que hacía difícil esta afluencia de soldadesca y colonizadores.

Tras varias tentativas, el concilio de Basilea (1431-1445) fue el primer reconocimiento de la soberanía de Castilla. Pero curiosamente, dos eventos ocurridos tres décadas después asegurarían el dominio total de la corona castellana. En 1478, los Peraza vendieron sus derechos de las islas de Tenerife, Gran Canaria, La Palma y otras islas menores (aún sin conquistar). A cambio de dinero, las islas pasaban a ser propiedad directa del reino castellano. Al año siguiente, el tratado de Alcaçovas entre Castilla y Portugal reconoció finalmente la soberanía castellana de las islas. El Tratado de Tordesillas, firmado años más tarde no cambió la situación. En la nueva delimitación de la esfera de influencia de los dos reinos, las Canarias quedaron totalmente en manos castellanas.

Conquista final

Tras solucionar los aspectos de soberanía con Portugal, el siguiente paso era financiar expediciones para el dominio total del archipiélago. Para ello, reyes católicos firmaron diversas capitulaciones, al estilo futuro de las expediciones a América. Las primeras expediciones de conquista fueron a Gran Canaria por Pedro de Vera (1478-1483). Posteriormente, Alonso Fernández de Lugo hizo lo mismo con La Palma (1492-1493) y Tenerife (1494-1496). Además, como vimos, La Gomera quedaría bajo control castellano tras la fallida rebelión de los Gomeros de 1488. Quedaba así todo el archipiélago en las manos de la naciente España y se marcaba el declive definitivo de los aborígenes canarios.

mapa canarias

UNAS ISLAS DEMASIADO ESTRATÉGICAS

¿Por qué este deseo de colonizar estas islas y su importancia posterior? Hay un punto sobre el que me gustaría incidir.

La clave, como tantas otras cosas, la encontramos en el aspectos económico y concretamente en el comercio. Buscando llegar a Asia y comerciar con las especias, los europeos buscaron en un primer momento bordear África. Y en este plan, las Canarias era una escala perfecta para establecer bases de aprovisionamiento. Pero la pregunta es, ¿de qué te sirven unas únicas islas localizadas en una ruta de miles de kilómetros? ¿Hay otros factores a tener en cuenta?

LOS VIENTOS ALISIOS

Y para ello debemos teorizar un poco y mirar a los vientos. Una vez “descubierto” el continente americano, la gran mayoría de travesías solían hacer una parada en las islas. Aparte de reaprovisionarse, buscaban aprovechar los vientos alisios, los cuales “se lanzan” contra el continente americano. Esto nos puede sonar raro, pero los grandes barcos tardo-medievales se valían exclusivamente del viento para impulsar sus velas.

Pero hay otro factor que da que pensar. Sabiendo la importancia de los vientos para ir a América, ¿lo sabían los europeos? ¿Sabían los monarcas que había algo por allí? ¿Llegaron los europeos por el sur a América antes de lo que dice la teoría oficial? Todo son suposiciones que cada vez cuentan con más adeptos. Quizás se tratase de una simple casualidad. Hagan sus apuestas y mi consejo: investigad al respecto.

corrent2a

Sea como sea, las islas se convirtieron en un tesoro que fue cuidado con celo por España y codiciado por otras potencias. Tesoro que no ha perdido su brillo, pues en la actualidad las islas siguen valiendo su peso en oro. Mi humilde homenaje a las mismas.

¡Hasta la semana que viene!

BIBLIOGRAFÍA

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/