Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

El fin de la crisis por millonésima vez

¿EL FIN DE LA CRISIS?

Señoras y señores, ¡Saquen el champagne o el cava!, ¡La crisis ha terminado! ¡Fiesta nacional!

Creo que mi ironía y sarcasmo han sido fácilmente identificables por todos. Pero es que uno se sienta a leer las noticias publicadas recientemente en los medios de comunicación y se contagia de un optimismo que dura hasta cerrar el periódico y mirar a nuestro alrededor.

En la pasada cumbre de líderes iberoamericanos, el presidente español, el señor Mariano Rajoy soltó una perla más propia del género de ciencia ficción: “España está saliendo de la crisis reforzada y saneada”. A esta cita se le vienen a sumar muchas otras noticias recientes, como que España sale de la recesión por crecer su PIB un 0,1%.

pilaresY me rio de estas noticias, porque aunque evidentemente los números parecen que empiezan a tomar valores más positivos, detrás de ellos hay personas y no sirve de nada tener grandes crecimientos si la población que hay detrás de ellos está por decirlo de algún modo claro, jodida. Jodida por tener un empleo precario y por tener que pagar de su bolsillo una deuda infinita que ella no provocó.

Puedo entender que muchas de estas noticias son lavados de cara ante los españoles y el resto del mundo, con el fin de ayudar a quitar esa capa de pesimismo global que carga la economía española y atraer inversores, pero a veces no es más que populismo barato.

Aunque si bien es cierto que parece que España ya pasó por los ataques agresivos iniciales de esto que llamamos crisis (si quieren mi opinión, les diré que pienso que ha sido prefabricada con el fin de reestructurar el capital y de hacerse con el control de estados mediante la deuda), la situación no está ni mucho menos para montar una fiesta. runtimenews212-crecimientoEn los medios de comunicación no se habla ya de deuda, de prima de riesgo y cosas de este tipo (aunque existen algunas noticias al respecto, no es ni mucho menos el bombardeo masivo que sufrimos hace un año). Y no se habla porque España ya pasó por el aro de los grandes poderes financieros, que tras moldear la economía a su gusto, aflojaron la férrea presión sobre ella y permitieron ciertos espejismos que son aprovechados por la casta política para ladrar sobre un futuro inmediato maravilloso.

Y es que ese futuro nos lo han pintado tantas veces que ya hasta cansa. Siempre la promesa del empleo es el caramelo que todo dirigente lanza, pero que cuando la población parada va a por él, se encuentra o que solo viene el envoltorio o que el caramelo está en tan mal estado que es hasta tóxico.

Recuerdo hace pocos años haber leído dos libros que hablaban sobre lo que uno podía esperar de esta crisis y las explicaciones a como se estaba gestando por parte de los poderes financieros. Estos dos libros, que aunque ya son un poco agua pasada, son altamente recomendables y podéis encontrarlos en los siguientes links (Ambos están autorizados para su descarga gratuita en pdf por los autores, permitiendo también alguna donación):

crisis-y-revolucion-en-europa

Aunque abunda el pesimismo en esta entrada, siempre soy partidario de que una dosis de realidad en su justa medida es muy positiva. Dándonos cuenta de cómo están las cosas es crucial para definir tácticas de actuación que nos lleven a intentar nuevos proyectos, nuevas formas de ver la vida o en definitiva, nuevas forma de vivir. Ya nos reventaron la economía, no dejemos que nos amarguen la vida, y plantemos cara al problema, demostrándonos a nosotros mismos que somos capaces de todo.

economia españolaPara finalizar, quisiera hacer un símil entre la economía española y un paciente de hospital de modo que refleje el proceso que ha seguido a lo largo de estos últimos años. Digamos que la economía fue hipervitaminada a un ritmo muy alto con el fin de provocar una musculatura increíble que fuese capaz de todo. Pero llegado un momento, el sistema inmunológico (léase aquí los poderes financieros), se cansó de tanta porquería y decidió que era hora de hacer limpieza, provocando que la economía enfermase. Y enfermó hasta tal punto que llegó a estar en la UVI y casi en coma. La musculatura se perdió y empezaron a surgir heridas internas de modo que el paciente escupía sangre. Pero en  vez de haber recibido un tratamiento eficaz, desde primeras, al verse sin apenas dinero, se le fue obligando a recortar el consumo de ciertos medicamentos, cambiándoselos por otros que provocaban más daño aún. Y así estuvo el paciente varios años, hasta que parece que recientemente ha abandonado el hospital. Parece que la crisis de salud que tuvo ha pasado, pero un momento… ¡Si el paciente sale en silla de ruedas, con la salud todavía dañada, y teniendo de por vida que pagar los medicamentos que tuvo que consumir para recuperarse de esta enfermedad que le provocaron! Pero sí, los dirigentes del hospital celebran la salida del mismo y auguran grandes éxitos al paciente, sin olvidar que saben que volverá al mismo sitio cuando la misma enfermedad, pero con otro nombre, vuelva a atacar su frágil cuerpo.

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/