Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

El acuchillado siglo XX español

UNA LUCHA INTERMINABLE

Las dos Españas

Esta semana os traigo una reflexión crítica sobre la historia de España. Es chocante lo difícil que es estudiar y dar difusión a los hechos del pasado en este país. Entre la leyenda negra externa, la interna y el Cainismo histórico, la realidad ha quedado muy distorsionada.

Si uno da un repaso general por la historia, parece que España fue la causante de todos los males de la humanidad. Se la acusa de genocidio, guerra bacteriológica, robo, destrucción de países y atraso al progreso mundial.

Es cierto que no fuimos santos y que se cometieron crímenes, pero no muy distintos a los de otras naciones que gozaron y/o gozan del cetro mundial de poder. Se habla de genocidio de los españoles en América, pero curiosamente no han trascendido los hechos de otras potencias que colonizaron el continente y lo dirigieron con mano de hierro (será quizás que a lo mejor no quedaron tantos para contarlo). La inquisición también es otro pilar fundamental en el ataque a lo español. Es cierto que cometió crímenes, pero de nuevo se han vuelto a olvidar de los cometidos en nombre de la religión en Europa. Ni calvinistas ni luteranos fueron tan santos para justificar la aureola que tienen.

Pero si ya hay algo que roza lo absurdo es el siglo XX español. La politización y manipulación del mismo ha provocado que en pleno siglo XXI haya “ejércitos fanáticos” enfrentados en pos de la razón. Peleas eternas en las redes sociales buscando una victoria inútil. Lo que no se dan cuenta es de que en esta lucha, no hacen más que acuchillar a los hechos que con tanta vehemencia defienden.

LOS AÑOS PREVIOS OLVIDADOS

El exceso de atención a la historia de España entre 1931 y 1975 ha provocado el olvido de lo anterior. Todo el mundo conoce que hubo una república, pero si preguntas qué acaeció antes, la respuesta suele ser el silencio.

Las tres primeras décadas del siglo XX español se han explicado excesivamente orientadas a preparar la confrontación de los años 30. No fue así del todo. Es cierto que a España la primera guerra mundial le pasó factura socialmente (pese a su neutralidad), y la inestabilidad hizo acto de presencia: Muchos gobiernos en pocos años, asesinato de ministros, desastres militares en el norte de África e incluso una dictadura; hechos que jalonaron un panorama confuso. España intentaba salir a flote internamente, porque internacionalmente su debilidad era latente.

españoles famosos siglo xx
Algunos protagonistas de los años 30 muy en boga hoy en día

Son diversos los historiadores que intentando alejarse de opciones políticas, han mostrado que el problema español se encontraba en su sociedad. Para ellos, la misma se encontraba en un estado de decadencia claro, atrasada y alejada de las nuevas corrientes de los países del entorno. Resumiendo, la teoría de la olla a presión a punto de explotar, antesala de la conocida como “Guerra de las dos Españas”.

“La eterna lucha de las dos Españas”, nombre con el que se conoce a las luchas fratricidas entre españoles, no nacieron con la guerra civil. Se podría decir que la revolución francesa y la posterior invasión napoleónica empezaron a crear ese término. Pero por mucho que se analice, es difícil entenderlo. No basta hablar de desigualdad social e ideales políticos. Hubo mucho más. Tengo la impresión de que no es tan fácil como nos lo quieren presentar. Y si no se entienden los hechos que desembocaron en la guerra del 36, muy difícilmente se podrá analizar la misma con claridad.

SOLDADOS DE LAS HISTORIAS

¿Quiénes son los combatientes de hoy en día? En su gran mayoría gente joven que ni vivió la guerra ni tampoco sus consecuencias. ¿Cómo puede uno hablar con tanta pasión, ira y fuerza de unos hechos que no ha visto? ¿En qué datos se basan para posicionarse tan claramente en “un bando”? ¿Han leído lo suficiente y tienen una visión objetiva de los hechos para poder dar juicios de valor certeros? O, ¿se han limitado a seguir la primera noticia/propaganda para difundirla con la máxima intensidad?

Estas preguntas me las hago siempre que veo batallas de “gallos” en las redes sociales. Léase 14 de abril (proclamación de la 2º República), 18 de Julio (golpe de estado precursor de la guerra civil), 20 de Noviembre (muerte de Franco)… Si uno se para a analizar esta peleas sin sentido, se da cuenta de que nadie escucha a nadie. Solo se limitan a acusarse de asesinos y buscar quien causó más muertes. Cómo si eso fuese realmente el problema…

Orwell frase
No se sí la frase es apócrifa, pero es muy cierta

Toda esta gente colabora en destruir la historia del siglo XX español. Le hacen un daño terrible, pues evitan que uno pueda acercarse a los hechos con una visión objetiva. A veces me siento como que camino en la tierra de nadie entre dos eternas trincheras. Si no tomas partido por un bando, rápidamente los dos se te echan encima. Y si aun manteniéndote en el centro se te ocurre decir algo bueno o malo de uno de ellos, prepárate para salir escaldado.

Todo esto me entristece bastante, porque se ha conseguido hacer de un tema tabú de un hecho del pasado. Si no me creéis, os animo a buscar un libro sobre el siglo XX español que no haya sido tildado de “facha” o “rojo” o que no le hayan llovido palos por doquier.

Duelo a garrotazos de Goya. Un paralelismo del pasado y del presente de las dos Españas.

He de reconocer que mi pasión por la historia me ha llevado a preguntar a familiares que sí vivieron estos hechos. Suelen rechazar hablar abiertamente de los mismos y si lo hacen, son pinceladas donde se muestra el dolor, la pena e incluso la miseria de unos años de guerra y posguerra. No fueron años fáciles y creo que no podemos imaginárnoslos habiendo nacido y vivido muy lejos de ellos.

GUERRA DE CIFRAS

¿Cuál es el tema estrella en estas peleas? La búsqueda y determinación de quién ocasionó la guerra civil y quién fue más asesino. Que si Paracuellos del Jarama, Málaga, Madrid, Barcelona, Guernika, Sevilla, Badajoz…. Nombres que se acumulan buscando llegar a cifras astronómicas que prueben lo asesino que eran los “enemigos”.

Pero si le quitamos ese componente de buscar enemigos internos, hay un factor que no es siempre tenido en cuenta. La guerra civil fue el campo de experimentos de las armas y tácticas nazis, italianas y soviéticas. Cada uno de ellos aprovechó la contienda para entrenar a sus soldados de cara a la que acabó siendo la segunda guerra mundial. Lecciones de guerra a costa de España.

Banderas España Guerra civil
Dos banderas, una eterna lucha. Símbolos que siguen muy presentes en la historia Española.

Por otro lado, las naciones democráticas, que tanto alardeaban de serlo, le dieron la espalda a un bando al que en teoría debían de haber apoyado.

Eso dejó a los nacionales en manos del material italogermano y a los republicanos en manos soviéticas y comunistas. Conociendo a Mussolini, Hitler y Stalin, la ayuda no fue gratis. Minerales, oro y todo tipo de recursos salieron del país con destino a Europa para sufragar los gastos de la guerra. España quedó destrozada y arruinada por ello. Además, se aseguraron de que gente ligada a sus intereses llegaban a los puestos de poder. En la zona republicana eso se tradujo en represiones entre comunistas, socialistas y anarquistas y en la zona nacional con las muertes “casuales” de todos aquellos que le podían hacer sombra a Franco (militares, pro monárquicos…)

Por favor, no se trata de determinar quién mató más, se trata de poner freno al fanatismo y regar con cordura un terreno demasiado seco por un sol implacable.

Pero como he dicho, esto ha pasado a un segundo plano. Lemas como “Ni olvidamos ni perdonamos” o “Una España sin comunistas”, siguen campando a sus anchas y arrasando cualquier intento de cordura y reconciliación.

Guerra civil española

Hasta tal punto es así, que desde hace tiempo se utiliza la guerra civil como pretexto para acusar a los gobiernos actuales de sus meteduras de pata. Aunque estos gobiernos no son hermanitas de la caridad y han usado en múltiples ocasiones este conflicto en su propio beneficio, por ejemplo para movilizar a los votantes.

CONCLUSIÓN

La politización y el fanatismo ligado a la guerra civil y el franquismo son una lacra que está teniendo dos objetivos:

El primero es mantener distraída a la gente de los hechos actuales. Mirando y gastando sus energías en acusar de asesinos a otra gente es un muy buen método de descargar tensiones y no criticar y buscar soluciones a los problemas del presente. Si os fijáis, se busca eternizar una lucha que ya pasó y que por el bien de todos los españoles, hay que enterrar para poder avanzar hacia delante.

A todos aquellos que leáis esto y os consideréis parte de estos “bandos”, os pido que os hagáis la siguiente pregunta: ¿Qué ganáis con ello? ¿Sois conscientes de las consecuencias que ello conlleva? ¿Os lleva esta pelea a algún sitio?

Espero haber arrojado algo de luz y que nos sirva a todos para recapacitar para defender la historia de nuestro país, hechos que para bien o para mal, han hecho de nosotros lo que realmente somos.

Sentido común

¡Hasta la semana que viene!

Lee otras entradas relacionadas sobre hechos de la guerra civil española

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/