Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

La CIA en España (XIV): La CIA, ETA y la Guardia Civil

LOS TENTÁCULOS DE LA CIA

CIA España

Saludos una semana más. Con la entrada de esta semana pretendo poner punto final a las injerencias de los servicios secretos estadounidenses en España. Al menos de momento. Y lo voy a hacer narrando una importante operación contra la banda terrorista ETA llevada a cabo en los 80 por la Guardia Civil española. Hay mucho detrás como veréis.

LA CIA SE ALEJA DEL CESID

El título no debe llevar a engaño. Estoy convencido de que los servicios secretos yanquis siguen husmeando en las altas esferas españolas, pero es cierto que en los años 80 hubo un distanciamiento.

Si habéis leído la entrada anterior, observaréis algunas chapuzas de los servicios secretos estadounidenses en España, en la que varios de sus agentes fueron descubiertos y expulsados. La más llamativa fue la operación Gino, la cual provocó la expulsión y relevo de su principal plana mayor en suelo español.

Como consecuencia y según lo que he podido leer, algunos sectores del ejército comenzaron a mostrarse más precavidos o quizás más reacios a estas intromisiones de la CIA. También algunos departamentos del CESID (el precursor del actual servicio de inteligencia español CNI), empezó a poner obstáculos o a intentar ser más opacos.

ETA Comando Madrid
Imagen del Comando Madrid, uno de los más sanguinarios de ETA en los años 80.

Es por esto que Langley, ya sea por no perder su influencia o buscando extender su red de contactos, decidió fijarse en la Guardia Civil. Y el terrorismo de ETA fue clave en ello.

Dejadme que dé unos datos. Entre 1980 y 1985, ETA asesinó a 286 personas, de las cuales 75 eran guardias civiles (alrededor de una de cada cuatro víctimas). La sangría era importante y lo peor, parece que la lucha antiterrorista empleado por la Guardia Civil no terminaba de funcionar. Así que cuando apareció el Tío Sam prometiendo prestar su avanzada tecnología, se nos dice que la este cuerpo no se lo pensó.

Así que a partir de este momento, los yanquis (y supongo que a modo de represalia), dejan de prestar apoyo tecnológico a la AOME (Agrupación Operativa de Misiones Especiales del CESID) y se centran en la benemérita. Entre la tecnología prestada, encontramos micrófonos de última generación, sistemas avanzados de control de fronteras y posteriormente seguimiento por satélite. Por cierto, la Policía Nacional, cuyos operativos en ocasiones trabajaban conjuntamente con la Guardia Civil, también se beneficia de esta tecnología.

OPERACIÓN SOKOA

Vamos al eje central de la entrada. Sokoa es un nombre grabado a fuego en la banda terrorista ETA debido a que fue uno de los mayores golpes que sufrieron en su historia. Pero para llegar hasta allí debemos hacer un pequeño recorrido.

Desde hacía algún tiempo, los servicios de seguridad españoles venían masticando una operación cuyo fin fuese el encontrar y desarticular el mayor zulo de la banda terrorista, lugar principal de almacenamiento de su armamento y por qué no decirlo, de información.

Julian Sancristobal
Julián Sancristóbal, Secretario de Seguridad de la época y uno de los cerebros de la operación Sokoa.

La idea, parece ser que procedió tanto de Julián Sancristóbal (Secretario de Estado de Seguridad) y Francisco Álvarez (jefe del Mando Unificado de Lucha Contraterrorista). Pero ambos determinaron que debido a la escasa tecnología disponible, iban a necesitar el apoyo de los servicios estadounidenses.

Por lo que he podido leer, el primer plan, la venta de una serie de pistolas modificadas a través de un traficante compinchado fue un fracaso, ya que los comandos de ETA logran esquivar la vigilancia. No ocurriría lo mismo con el segundo plan.

Y para explicarlo, tengo que presentaros a otra personalidad oscura de los años 80 españoles, Francisco Paesa. Paesa es supuestamente un agente de los servicios secretos españoles muy ligado al traficante internacional de armas francés Georges Starckmann y al dictador de Indonesia Sukarno (amistades que le permitirán salir airoso de más de un problema). Tras cumplir una condena por diversos negocios fraudulentos en Suiza, Paesa regresa a España donde toma contacto con los servicios secretos, los cuales le informan sobre el plan a llevar a cabo.

Francisco Paesa
Francisco Paesa, figura oscura de los servicios secretos españoles durante los años 80.

Así que Paesa, valiéndose de sus contactos con Starckmann (quien a su vez está en contacto tanto con la CIA como  con el Mossad), hace de intermediario en el siguiente señuelo: Vender misiles tierra-aire a ETA a los cuales previamente se les ha instalado dispositivos de rastreo. Por cierto, lanzamisiles portátiles, como los que podéis ver en la foto. El porqué de los misiles radica en que varios informantes señalaron que la banda terrorista estaba interesada en hacerse con ellos, supongo que con el fin de derribar aviones y/o helicópteros (habiendo rumores de que pretendían atentar contra el avión del rey Juan Carlos I)

La CIA da visto bueno al plan e incluso suministra los misiles, una pareja de SA-7, los cuales captura a unas milicias en Beirut. Lógicamente, al ser estos misiles de fabricación soviética, ayudarían a que ETA no sospechase.

Así que según la bibliografía consultada, estos dos misiles fueron transportados desde el Líbano hasta el aeropuerto de Torrejón de Ardoz en España (otras fuentes señalan como destino Alemania). Allí, varios especialistas de la CIA le colocan unos sofisticados microchips (sofisticados para la época claro) e inutilizan las cargas explosivas de ambos proyectiles.

¿Qué tenían de especial los chips? Los mismos contaban con un temporizador que se activaría días después de su venta a ETA, de modo que si la banda llevaba localizadores en el momento de la misma, no pudiesen ser descubiertos. Una vez pasado el tiempo de activación, el microchip comenzaría a emitir la localización de los mismos, y con un poco de suerte, su lugar de almacenamiento.

SA-7 Grail
Lanzamisiles y misil SA-7 Grail, el cual fue pretendido por ETA y cuya adquisición llevó al éxito de la operación Sokoa.

¿Cómo se les entregó los misiles a ETA? Poco se sabe, pero hay rumores de que para ello se utilizó a un traficante de confianza de la banda terrorista afincado en Portugal (transportándose los misiles al país vasco donde se dejaron en un furgoneta para que los recogiese ETA). La cosa es que la radiobaliza mostró que los misiles fueron transportados a Francia, a un lugar próximo a la frontera española. Y tras esperar un tiempo prudencial por si la banda los transportaba de nuevo, se observó que los mismos no se movían.

Curiosamente, España ocultó esta información durante gran parte del tiempo a los servicios franceses, pues se dudaba de su lealtad al pensar que había varios miembros de los mismos que pasaban información a ETA. Pero claro, si se quería actuar sobre el lugar que las radiobalizas señalaban, en suelo francés, habría que contar con su consentimiento. Y cuando todo estuvo preparado, se informó a los galos los cuales aceptaron.

EL GRAN GOLPE

5 de noviembre de 1986. Las fuerzas de seguridad galas, guiadas por la información española y con apoyo de la Guardia Civil y la Policía, hacen una redada en la cooperativa de muebles Sokoa, en Hendaya, junto al Bidasoa. En un principio no encuentran nada raro, pero tras la insistencia española, dan con un mecanismo que les lleva directamente a uno de los mayores zulos de la historia de ETA.

En el mismo no sólo había un arsenal, sino también datos sobre las finanzas y el funcionamiento interno de la banda. Fue sin duda un gran golpe, aunque las peripecias no acabaron aquí.

Cooperativa Sokoa
Imagen de la cooperativa Sokoa, lugar de uno de los mayores zulos de la historia de ETA

Uno de los mayores temores de las autoridades españolas era que Francia enlenteciese el proceso de intercambio de información debido a la burocracia judicial. Pensando ello, he leído que España (supongo que a través de la CIA), sobornó a varios funcionarios franceses, los cuales pasaron rápidamente los documentos claves. Y he aquí algo muy curioso, pues para el resto, España echó manos de la masonería, concretamente de un tal Ángel Guerrero. Ángel era un español con un alto rango dentro de la masonería gala, con abundantes conexiones con las instituciones francesas y a sueldo del gobierno español. Se ha señalado que su ayuda fue clave para sortear impedimentos y obtener el máximo posible de información de un modo rápido. Llamativo cuanto menos.

Pese a que el arsenal incautado privó a ETA de parte importante de su armamento disponible, el éxito principal de la operación radica en que con la información obtenida se pudo entrar de lleno en sus finanzas. Al descubrirse quiénes estaban apoyando al aparato de la banda, la Policía pudo hacer un seguimiento especial y ya se sabe que cuando se persigue el dinero, la gente suele ponerse nerviosa, pues siempre se acaba llegando a las altas esferas.

Angel Guerrero
Jacinto Ángel Guerrero, miembro de la masonería francesa que ayudó a la transmisión de la información clave obtenida por los franceses en Sokoa.

En definitiva, una operación compleja, que implicó a los aparatos de inteligencia de varios países y que demostró a la Guardia Civil y la Policía Nacional las ventajas de su colaboración con la CIA.

Por último, mencionar que un número considerable de los inspiradores de esta operación acabaron años más tarde en prisión por haber colaborado de un modo u otro con los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación), los cuales fueron un intento gubernamental de acabar con ETA aplicando sus mismos métodos. Una chapuza que salpicó de lleno al gobierno español.

Y con esta entrada y como avisé al principio, dejo de momento esta sección, la cual puede que en un futuro acabe “resucitando” si obtengo más información interesante. Espero haberos descubierto el mundo del espionaje en el siglo XX español, y como siempre, haberos despertado la curiosidad para que sigáis buscando al respecto.

¡Nos vemos la semana que viene!

Lee otras entradas sobre la CIA en España

BIBLIOGRAFÍA

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Aquí tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del formulario que se encuentra en: https://latrompetadejerico.com/contacto/