Saltar al contenido
LA TROMPETA DE JERICÓ

Homenaje a Juan Antonio Cebrián

EL MAESTRO JUAN ANTONIO CEBRIÁN

Juan Antonio Cebrián

Cada 20 de octubre, es una fecha que me recuerda un aniversario que me entristece. Ese mismo día pero del año 2007, nos dejó una de esas personas grandes, de enorme valor. Alguien que, con su incansable espíritu, ayudó a acercar la historia a muchos hogares de España. Aquel día de 2007, a la hora de su programa, su voz no apareció. En su lugar, un reportero de la cadena anunció su defunción y le dedicó un homenaje digno de su persona.

La noticia fue una bomba en el mundillo. Para todos aquellos que amamos la historia, era algo difícil de asumir. Perder a Cebrián era perder una voz maravillosa. Y es que la forma y la pasión con la que narraba hechos y aventuras, conseguía atrapar al oyente y hacerle aprender. Esto es algo de lo que muy pocos periodistas pueden y podrán presumir.

Si miramos la carrera de Juan Antonio Cebrián, fue densa, dirigiendo varios programas de radio, principalmente en la cadena Onda Cero. Recuerdo aún el día que lo descubrí una noche, sintonizando una radio. El azar quiso que mi dial se parase en uno de sus programas, la Rosa de los Vientos. Aquel programa, me causó tan buena impresión que intenté buscarlo por internet. Y seguí buscando hasta que hallé la que yo considero que fue, es y será su obra maestra para toda la eternidad; Sus pasajes de la historia.

290812069_fae3e60f44_o

LOS PASAJES DE LA HISTORIA DE CEBRIÁN

Jamás he oído contar hechos, batallas, personajes y curiosidades de la historia de un modo tan ameno, entretenido e instructivo y riguroso. Cualquier sucesión de hechos históricos en las manos de Cebrián se convertía inmediatamente en algo épico. No era sólo por cómo contaba los hechos, ni por cómo sabía escoger las palabras precisas para sus narraciones. Además, Cebrián conseguía transmitir al oyente la misma pasión que él sentía sobre lo que contaba.  Y como broche dorado, todo quedaba engalanado por excelentes piezas musicales. He de reconocer que descubrí piezas musicales increíbles, música que ha pasado a formar parte de mi lista de canciones favoritas.

Sólo la muerte podía evitar que completaras unos programas de ensueño, y eso trágicamente fue lo que ocurrió. La parca te encontró y nos arrancó tu presencia de esta vida, dejando a nuestros oídos huérfanos de escuchar tu voz. Pero la muerte nunca podrá llevarse el esfuerzo de tu trabajo y tus ganas de divulgar. Esto permanecerá para siempre en la memoria de las personas que saben apreciar lo que hiciste.

Estoy seguro de que este pequeño y humilde homenaje que te dedico no llega a la altura de tu grandeza. Pero es mi forma de darte las gracias por hablarnos de Álvaro de Bazán, de Blas de Lezo, de los almogávares, de los vikingos, de Catalina de Erauso, de Almanzor… y así hasta englobar todos los personajes y hechos de los que hablaste.

cebrián la rosa de los vientos

CONCLUSIÓN

Sinceramente aunque es duro recordar tu muerte, prefiero quedarme con la fuerza de tu trabajo, que perdurará para siempre. Aún sigo escuchando tus maravillosos pasajes de la historia, y cada vez que termina uno, dentro de mí surgen las palabras para decir ¡Grande Cebrián! ¡Gracias Cebrián! ¡Hasta siempre Cebrián! ¡Fuerza y honor!

juan antonio cebrian

 

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ¡SUSCRÍBETE!

¿Te ha gustado el contenido? ¿Te gustaría estar al tanto de todas las novedades del blog? ¡No lo dudes y suscríbete!

Imagen con botón de sucríbete

Te informamos que tus datos se van a almacenar de forma segura y que cumplimos con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). En la Política de Privacidad del blog tienes más información al respecto. Para cualquier rectificación, limitación y supresión de los datos, puedes hacerlo a través del presente formulario de contacto.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (0)

Gracias por recordar a una persona tan especial.
A mí me ocurrió algo parecido a lo tuyo. Desde entonces que oigo «en diferido» los programas en mi reproductor de mp3.
Saludos

Responder

De nada, era lo mínimo que le podía dedicar a esta persona que tanto me ha enseñado y que aún me enseña cuando escucho más veces sus programas y sus pasajes de la historia. Un saludo!

Responder

Yo también le echo de menos. Bruno, a pesar de sus problemas de vocalización, «loso» «lasa»….
lo hace muy bien…..

Responder

Yo soy de la opinión de que no es lo mismo La Rosa de los Vientos. Pero aún así sigue siendo un buen programa como dices.

Responder

Lo mismo me ocurrió a mi,y desde entonces sigo este programa,magnificamente llevado en la actualidad,Grande Cebrian,…

Responder

A mí aún me cuesta aceptar que él y su voz son ya un mito de la radio española, me duele escucharlo sabiendo que no habrá más. No lo acepto, tampoco estoy obligado.

En cualquier caso quiero mandar un saludo anónimo a todos.

Responder

El trol que siempre te desprestigia el blog te informa de que, desde hace algo menos de 6 horas, eres portada en Menéame.

Enhorabuena y que tus lectores aumenten como la espuma.

Responder

Fuerza y honor!!!

Responder

Este reportaje no llegará a la altura de su grandeza pero has dejado constancia de lo que para ti y extrapolado, lo que a mí, ha significado este hombre, la sabiduría y sosiego de sus palabras. Esos pasajes de la historia que tanto me han enriquecido y como no esas bandas sonoras que tan justamente aderezaban sus palabras. ¡Grande Cebrián! ¡Gracias Cebrián! ¡Hasta siempre Cebrián! Enhorabuena estas en Meneamé!!

Responder

Muchas gracias por tus palabras. Ya he visto el movimiento que ha tenido en la red lo que demuestra la valía y el aprecio que muchos le tienen a JAC. Si te gusta la historia, las curiosidades y reflexiones sigue el blog por fb o twitter 😉

Responder

[…] Homenaje a Juan Antonio Cebrián. […]

Responder

Reblogged this on Jugando a buscar.

Responder

Descubrí a Cebrián en Turno de Noche y me enganchó para siempre,todavía se me encoje el corazón cuando escucho su nombre,le echo de menos.Y ya van 6 años sin el….

Responder

Yo también lo recuerdo, pero piensa que un teroso que nos dejó son sus grabaciones de los pasajes de la historia y de sus programas que pueden ser escuchadas por todos y al mismo tiempo difundidas 😉

Responder

Que bien has expresado lo que muchos sentimos .
Un saludo desde Chile

Responder

¡Muchas gracias! Era algo que tenía que hacer, y me fue fácil escribirlo pues las palabras me salieron solas al pensar en su legado. Un abrazo

Responder

Me has emocionado, creo que has escrito lo que todos los que adorábamos a Cebrián sentimos por su persona y su excepcional trayectoria, su trabajo, hecho con tanto mimo y cariño. Un comunicador nato, un MAESTRO.
Cada 20 de octubre seguiremos recordándole por toda la eternidad, como bien dices ahí deja su gran legado, su obra. Yo también sigo escuchando sus Pasajes desde mi camita con los cascos puestos, y su voz me da mucha paz.
Un saludo cordial. Fuerza y Honor!

Responder

Muchas gracias por tu comentario. Creo que sus seguidores tenemos el deber moral de ayudar a que tanto las nuevas generaciones como el publico en general conozcan la magia de este genio.

Responder

[…]                 Homenaje a Juan Antonio Cebrián […]

Responder

[…] mucho que envidiarle a otros blogs: Ya le han meneado dos entradas: La del cantón de Cartagena y la de Cebrián, pero el bueno. Y ahí sigue el tío, […]

Responder